20190219

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció el asalto político de que fue objeto la madrugada de este miércoles la Embajada del país suramericano en la República de Costa Rica, por parte de un grupo de personas desconocidas.

En este sentido, recalcó –mediante su cuenta en Twitter @jaarreaza- que el Gobierno costarricense debe hacer cumplir la Convención de Relaciones Diplomáticas y garantizar el funcionamiento y seguridad del personal venezolano e instalaciones.

La irrupción se produce a menos de 10 días de que el Gobierno del presidente Carlos Alvarado diera un plazo de 60 días a los diplomáticos para abandonar el país, de manera tal que aún gozan de inmunidades y privilegios hasta el momento de su salida de esa nación centroamericana.

En virtud de este hecho, los funcionarios del legítimo gobierno del presidente Nicolás Maduro se han dirigido a la sede de la legación, con el objetivo de retomar la Embajada con la fuerza de la ley y con los argumentos coordinados con la Cancillería de Costa Rica.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela insta al ejecutivo costarricense a asumir el lado correcto de las convenciones internacionales para evitar una situación de violencia estimulada por factores de la oposición venezolana.

Una violación a la Convención de Viena

La ilegal irrupción vulnera los preceptos establecidos en la Convención de Viena sobre las Relaciones Diplomáticas.

El artículo 22 de esta Convención establece taxativamente que: “Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión. El Estado receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad”.

Fuente: Leonardo Ojeda | Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores

FaLang translation system by Faboba